Buscar este blog

lunes, 30 de agosto de 2004

Levi's legacy

Era un libro con título raro 'Si esto es un hombre' ¿trataría de alguna vida fracasada? la portada era poco atrayente: un demonio asateaba a un hombre desnudo, era como la imagen del arcángel San Miguel pero con los personajes intercambiados.
Pero ya se sabe, el vicio es el vicio, y lo comencé son curiosidad.

A partir de aquí se derrumban muchos ideas 'peliculeras', el libro comienza con un joven italiano de la resistencia antifascista detenido por los nazis (1944). Es judío.
La historia que estudiamos de la II guerra mundial ...ofensivas y contragolpes, sitios, avanzadillas, galones, explosiones, actos heróicos eternamente recordados y reconocidos por presidentes varios que se inclinan ante tumbas y banderas patrióticas... se escribe sobre la piel de los muertos que pasaron como barro tras la bota nazi.
En clase conocimos las estrategias de la guerra, los supuestos objetivos, vemos avanzar divisiones, acorazados hundirse, llamas en el cielo.Alguien se olvidó de hablarnos de la masa doliente de hombres sin nombre encaminados a la muerte.
Por algún motivo es dificilmente soportable la atrocidad desnuda, es obscena incluso para el hombre que la idea y ejecuta.
Se esconde en metáforas 'Campos de Trabajo','Solución Final'.

La visión de los campos de concentración desde la mirada de un superviviente.Nada es tan simple como en el olvido y la simplificación del recuerdo ajeno, del que no sintió el yugo SS lacerando su espalda. Y esos son los que escribieron los libros
que nosotros estudiamos.Quizá no hubiésemos podido soportar otra cosa, pero no se puede estar siempre ignorando ese pasado.

Este libro está escrito, destilado del sufrimiento del superviviente, por el Sr. Primo Levy, Turinés, italiano, políglota, doctorado en químicas, delgado, bajito, resistente antifscista, observador, amante de la conversación, de la poesía... para los nazis era Hundert Vierunsiebzig Fünf Hunder Siebzenh (174517), un judío, una entrada más en un registro atroz, un número en letras azules en el antebrazo.

Entrecomillados intercalaré fragmentos de libro porque es imposible para mí condensar más las ideas principales y la profunda comprensión psicológica de la mirada de Levy.

El camino al Lager (Campo de Concentración) comienza con una 'experiencia iniciática' : 'El viaje'

'...vagones de mercancías,cerrados desde el exterior y dentro hombres, mujeres, niños,comprimidos sin piedad, como mercancías en docenas, en un viaje hacia la nada...'

Los nazis, siempre tan organizados y previsores no les han dicho nada acerca de subir agua o comida a los vagones.Sí les han dicho en cambio que lleven sus objetos de valor, sus joyas, sus abrigos de piel.Son varios días de sed atroz que paraliza momentáneamente la atroz incertidumbre del futuro.

ARBEIT MACHT FREI ( El trabajo nos hace libres)

Este cartel se encuentra a las puertas del Lager (más adecuado hubiese sido el del infierno de Dante 'Los que entréis aquí, abandonad toda esperanza')
Una vez en Auschwitz ( es Auschwitz II un arbeitslager 'campo de trabajo' ¡propiedad de una empresa privada! una industria química)

Se produce una inmediata separación de hombres y mujeres y niños. Estos dos grupos últimos desaparecen para siempre. Se convierten inmediatamente en una nube de cenizas sobre los campos de Polonia.
Del grupo de hombres sólo siguen hacia el rapado los aptos para el trabajo.

'Entonces por primera vez nos damos cuenta de que nuestra lengua no tiene palabras para expresar esta ofensa, la destrucción del hombre...más bajo no puede llegarse: una condición humana más miserable no existe, y no puede imaginarse.No tenemos
nada nuestro: nos han quitado las ropas, los zapatos,hasta los cabellos; si hablamos no nos escucharán y si nos escuchasen no os entenderían. Nos quitarán hasta el nombre: y si queremos conservarlo deberemos encontrar en nosotros la fuerza de obrar de tal manera que, detrás de un nombre, algo nuestro, algo de lo que hemos sido permanezca'

Quisiera aclarar que nada de lo que en el libro encontrarán recuerda a un lamento o una venganza personal. Es un relato fiel, un análisis que no pasa por encima de ningún detalle revelador de la 'vida' en el campo, de las estrategias de supervivencia de los fuertes, de la caída de los débiles, las simas de terror y aberración tienen su lugar, no son obviadas pero descubrimos una 'zona gris' que llama el autor.Es un espacio moral imposible de juzgar desde nuestro mundo, es la zona de juego de los no vivos aún no muertos, del hombre que ha sido despojado de todo y no se mueve por ideas o costumbres.

No todo puede ser entretenimiento y disfrute en la lectura, a veces hay que conocer, abrir los ojos y saber que el peligro nunca ha pasado completamente, puede volver. ¿ Alguien puede decirme de qué lado estaremos si pasase de nuevo ? ¿ Acaso está está larvándosede nuevo y no alcanzamos a verlo ?

El libro comienza con un poema


Los que vivís seguros

En vuestras casas caldeadas

Los que os encontráis, al volver por la tarde,

La comida caliente y los rostros amigos: Considerad si es un hombre Quien trabaja en el fango Quien no conoce la paz

Quien lucha por la mitad de un panecillo Quien muere por un sí o por un no. Considerad si es una mujer Quien no tiene cabellos ni nombre Ni fuerzas para recordarlo Vacía la mirada y frío el regazo Como una rana invernal

Pensad que esto ha sucedido:

Os encomiendo estas palabras.

Grabadlas en vuestros corazones

Al estar en casa, al ir por la calle,

Al acostaros, al levantaros;

Repetídselas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe, La enfermedad os imposibilite,

Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

'Los que vivís seguros

En vuestras casas caldeadas

Los que os encontráis, al volver por la tarde,

La comida caliente y los rostros amigos: Considerad si es un hombre Quien trabaja en el fango Quien no conoce la paz

Quien lucha por la mitad de un panecillo Quien muere por un sí o por un no. Considerad si es una mujer Quien no tiene cabellos ni nombre Ni fuerzas para recordarlo Vacía la mirada y frío el regazo Como una rana invernal

Pensad que esto ha sucedido:

Os encomiendo estas palabras.

Grabadlas en vuestros corazones

Al estar en casa, al ir por la calle,

Al acostaros, al levantaros;

Repetídselas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe, La enfermedad os imposibilite,

Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.


Un vistazo al libro aquí :

http://www.sisabianovenia.com/LeviHombre

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Al día siguiente de escribir este poema, el 11 de enero de 1946, escribió este otro.

LEVANTARSE
Soñábamos noches tremendas,
sueños densos y fieros
soñados en cuerpo y alma:
volver; comer; contar.
Hasta que, breve, quedo,
sonaba la orden del alba:
"Watawac":
y en nuestro pecho el corazón se destrozaba.

Ahora hemos vuelto a hallar la casa,
nuestro vientre está ahito,
y hemos terminado de narrar.
Es hora. No tardaremos en oír de nuevo
la orden extranjera:
"Watawac".

Quizá por eso se suicidó...

wraitlito dijo...

Antes de suicidarse, como sabes, dió un valiente testimonio de lo que había padecido.