Buscar este blog

lunes, 18 de octubre de 2010

FracaZo

Hace poco , por diversas y tristes tesituras económicas de nuestra comunidad, me encontré sustituyendo a una profesora ausente de lengua.
Los chicos estaban con Garcilaso y en breve llegarían al Lazarillo.

La siguiente jornada acudí con mis alforjas repletas. Me presenté nada menos que con el LaZarillo y ya de paso, sólo por probar el efecto, con la antología 'Zombies' de John Joseph Adams y con guerra mundial Z de Mel Brooks. Quizá crean que exagero, pero yo los veo por doquier.
Cuando me planté frente a la puerta descubrí a la titular dentro y, créanme, durante un instante estuve tentado de derribar la puerta cual zombie y, entre gimoteos balbuceantes, chillar


'Yo he venido aquí a hablar de mi libro'.



Por cierto, como ya dije en otros lares, al hilo de recomendaciones de libros:

Ya es hora de que los chavales sepan que

'hay mucho hideputa suelto, de ultratumba y de más acá'

3 comentarios:

AEB dijo...

No "darse" por vencido Panta. Cuando quieras, me sustituyes a mí todas las veces que quieras...
A mí me dan bastante más miedo los de acá que los de ultratumba, por cierto.

Antonio dijo...

Precisamente hoy, me he dejado caer por 3º de ESO con el Lazarillo zombi y enseguida un alumno me ha pedido que se lo deje. Hay que entrar en la lectura por el estómago :-)
Saludos y gracias por la mención.

wraitlito dijo...

@AEB: querida, te declaro por definición insustituible.

@Antonio: Efectivamente, por el estómago. ;)

Saludos