Buscar este blog

sábado, 14 de febrero de 2009

Filochistes

Si es que el problema de empezar el año con una pila de libros bien cargada - por lo mucho y por lo bueno - es no poder parar de leer, caer en saltar de un ejemplar a otro, cual colibrí entre flores y de paso, no comentar nada en el blog.

Me recuerda al caso de aquel personaje de Asimov, un escritor que odiaba perder tiempo en burocracias, colas del supermercado, atascos ... necesitaba esos preciosos instantes para dedicarlos a sus libros; ayudado por el pequeño demonio hipertecnológico Azazel pasó a tener una 'entropía a favor' ( a costo de un millón de años menos de vida para el sol :)
Cuando iba a la playa a coger olas le estaban esperando al llegar, las calles se despejaban a su paso, siempre quedaba una mesa libre al llegar al restaurante, resultado : el pobre escritor pierde toda la inspiración que -ignoraba- surgía en los ratos muertos que pasaba 'perdiendo el tiempo', observando otra gente, hablando con el tendero ...

Rogando no me pase otro tanto - ¿se puede perder lo que no se tiene? - paso a comentar una joyita que cayó por casualidad en mis manos durante un 'paseo literario'

'Platón y un ornitorrinco entran en un bar...' título curioso que juega con las palabras en el idioma original.
Los mejores chistes al servicio de la sana reflexión, me ha encantado.
Ortega dijo : 'La claridad es la cortesía del filósofo' , los autores lo tienen claro, además están tan llenos de frescura y proximidad que dan casi ganas de ponerse de nuevo a estudiar a Kant ... casi ;)
El lenguaje de los chistes con sus dobles sentidos, sus falacias, sus profundidades psicológicas y un interminable etcétera, sirve para ilustrar la epistemología, la lógica, la filosofía del lenguaje, la metafísica ... Bien mirado quizá es al revés : la filosofía arroja luz sobre los chistes; en fin no me aclaro, pero lo recomiendo vivamente.

Me resisto a reproducir ni uno sólo de los chistes, no por el copyright, es que son demasiado buenos y no deberían perderse ese estado de euforia de encadenar varios chistes buenos uno tras otros, es fantástico.

P.E. :Esto me recuerda cierta historia de Asimov donde Multivac averiguaba el origen de los chistes ... pero esa para otro día.

3 comentarios:

Palimp dijo...

Yo ahora cada vez que voy andando me pongo conferencias y siempre recuerdo esa historia de Asimov pensando ¿me estaré cargando mi generador de ideas?

Me apunto el libro.

wraitlito dijo...

Pues si te gusta el tema de las conferencias y como imagino que ya conoces las de TED TALKS te dejo un enlace que conseguí en la excelente página de historias de la ciencia :
ciclo de conferencias desde 1975 de la fundación Juan March
Saludos.

Palimp dijo...

Je, je, esas son las conferencias que voy escuchando :)