Buscar este blog

lunes, 9 de febrero de 2009

El psicoanálisis : ¡vaya timo!

Hoy se publica por Laetoli la biografía sin censuras de Darwin, comentada este fin de semana en el País, aprovecho la ocasión para lamento en voz alta los casi dos siglos de espera para verla publicada en castellano, junto con otras obras del grandísimo científico que aún no están disponibles en nuestro idioma. Espero que el esfuerzo de Laetoli sirva para ponerles las pilas a otras editoriales. También viene a cuento para reseñar un libro de la misma editorial, perteneciente a la colección de pintoresco título : 'Vaya timo '

Chicos Laetoli

Este libro me ha servido para comprobar una vez más cómo, cuanto más creo saber más descubro prejuicios hondamente enraizados, malos entendidos y como decimos por estos lares 'una faltita' de leer más y mejor.

El libro tiene un feliz comienzo y un objetivo logrado con rotundidad : desmontar la creencia en el psicoanálisis como una ciencia o una parte del cuerpo general de conocimientos que se rigen por el método científico.
Un ataque demoledor que se fragua en un avance 'in crescendo' imparable : los propios títulos de los capítulos son otras tantas tesis demoledoras desmontando el chiringuito de algunos 'médicos del alma' .

  • El psicoanálisis no es una teoría científica de la mente
  • El psicoanálisis no es útil como conocimiento psicológico
  • El psicoanálisis puede ser peligroso
Un ejemplo de mis erróneas ideas preconcebidas acerca del psicoanálisis - vagas e incompletas - era por ejemplo cómo otorgaba una cierta credibilidad a los 'lapsus freudianos',
memorablemente representados en el chiste (está en el libro)

-¿Estado civil?
- Cansado.


El psicoanálisis interpreta estos errores como 'ventanas al subconsciente'. El libro desmonta convincentemente esta afirmación.

Me ha hecho mucha gracia encontrar referencias al libro de Sokal y Bricmont 'imposturas intelectuales' : la unión entre postmodernos relativistas y freudianos ha dado un gran paso adelante en el humor de la humanidad, especialmente con el hilarante párrafo de Lacan acerca del significa esencial del número 'i' que en su día comenté y aparece en el libro.

"Es así como el órgano eréctil viene a simbolizar el lugar del goce, no en sí mismo, ni siquiera en forma de imagen, sino como parte que falta de la imagen deseada: de ahí que sea el equivalente de sqr(-1) del significado obtenido más arriba, del goce que restituye, a través del coeficiente de su enunciado, a la función de falta de significante: (-1)" ("Posición del inconsciente", en Ecrits, 2)

Para morir de un ataque de risa ;)

4 comentarios:

Palimp dijo...

Lo leí estas navidades. Yo ya estaba convencido de que el psicoanálisis era una patraña, pero siempre viene bien que te den más razones.

De Lacan ni hablemos porque lo suyo ya es virtuosismo.

Me quedo con lo que decía un amigo mío psicólogo:

Adivinanza: No es freudiano, no es lacaniano ¿Qué es?

Inteligente.

wraitlito dijo...

Ese es buenísimo, me lo apunto.
Saludos.

Damián dijo...

No nos pasemos... El psicoanálisis no es una ciencia, desde luego. Pero su contribución, sobre todo la de Freud, a la cultura occidental del siglo XX es indiscutible. Considerémoslo como un género literario, sin que esto sea un demérito. También la literatura es terapeútica. ¡Ah! ¡Enhorabuena por el blog! Damián Marrero

wraitlito dijo...

Coincido en que la literatura puede ser terapéutica (y también lo contrario).
Sin embargo, el psicoanálisis se ha tomado a sí mismo por mucho más que literatura.
Gracias por tu comentario.
Saludos.