Buscar este blog

miércoles, 15 de octubre de 2008

Inesperado benefactor

Creo que hoy se ha hecho realidad uno de esos sueños-pesadillas raros que uno tiene :
llegar de improviso a una sala donde poder tomar los libros que uno quiera y tener que dejar atrás la mayor parte por no poder cargarlos.

Hablando más en serio, nuestro querido compañero J.A. ha donado a sus colegas de centro los libros que no podía mantener por más tiempo en casa.
Habían crecido y necesitaban su propio espacio.
Los compañeros que los adoptamos prometimos honrarlos, mimarlos, hacerles un sitio en las estanterías y quizá, sólo quizá, leerlos ;)

Al ser interrogado sobre la situación, J.A hombre leido y viajado, capaz de hablar con conocimiento de causa y gran amenidad de temas tan dispares como de la vida de Juan Ramón Jiménez, los presos que compartieron celda con Lorca, , de la visita de V. Wolf a tierras españolas, la vida de los emigrantes españoles en Alemania en los setenta, la enseñanza de idiomas en Colombia, las órdenes templarias y sus misterios ... afirmó 'estoy pasando a una fase más vitalista' así como ' aún quedan cinco cajas más en casa' y finalmente 'de todas maneras los mejores me los quedo'

Al final mis anaqueles se han engrosado con 'Dublineses' de J. Joyce y 'Pulitzer Prize Reader' de varios autores. Atrás han quedado joyas del humor como los libros de Julia Kristeva.

Gracias J.A.
Como decimos por estos lares 'no pierdas las mañas'

4 comentarios:

Antonio dijo...

Muy loable esa generosidad.
Dublineses es un libro inolvidable. Recomiendo un sillón tranquilo y lectura nocturna a los pies de una chimenea (o calefacción si procede), acompañada de leves tragos de Jameson o Bushmills, según el gusto.
Y, al acabar la novela, ver la peli de John Houston "Dublineses", cuya versión original "The dead" está basada en uno de sus cuentos.

wraitlito dijo...

Seguiré tu consejo por lo que se refiere a 'Dublineses'. de la película ni siquiera conocía la existencia.
Saludos.

Anónimo dijo...

¡Viva J.A.!
Gracias a él, paso a tener entre mis pertenencias a McEwan y los poemas de A. Pizarnik...
¿Tú podrías desprenderte de los libros?

wraitlito dijo...

No se si citar a los clásicos o simplemente decir que tras cinco mudanzas completas no he dejado ninguno atrás ( y mira que soy despistado)
Saludos.