Buscar este blog

martes, 28 de agosto de 2007

Aquellos almuerzos I

Dicen por ahí : 'Eres lo que escribes, eres como escribes'



Vale, vale, pero sin restar importancia a este hecho, afirmemos con rotundidad y sin ambages una verdad largo tiempo silenciada :

'Eres lo que comes'

Bien, no pretendo entrar en detalles escabrosos de esta afirmación pero coincidirán conmigo en que es físicamente bastante plausible ( incluyamos la respiración para los que estén poniéndose colorados ;)

Y ¿A dónde nos lleva esto? :
podríamos seguir con un poco de detalle lo que 'son' nuestros héroes literarios, es decir, lo que los autores ponen a su disposición para comer.

Comenzaré la serie con la marina inglesa :

Partamos de la base de lo que Frasier dice en su homónima serie : 'otra vez el ataque de la horrible cocina inglesa'

De Aubrey y Maturin (Patrick O'briant) :

En pocos libros como los de esta saga he disfrutado de descripción de banquetes pantagruélicos.
Para los oficiales : Guiso de Cordero, pastel de pato,ternera con vegetales y cabeza de cerdo adobada (visage de porco) regado con oporto,vino de Madeira...el grog (ron aguado) para los marineros.
Claro, me dirán uds., hablas de los banquetes de los oficiales, de los tesoros arrancados de la cocina de los barcos ganados en buena lid como trufas en grasa de ganso,trozos de ganso en su propia grasa, anchoas en conserva... ¿qué decís de la pobre marinería?
Bien, este es el menú que la marina inglesa les destina en su rancho:

Lunes:
queso y pudín de pasas

Martes :
dos libras de carne de vaca salada

Miércoles :
guisantes secos y pudín de pasas

Jueves :
Una libra de carne de cerdo salada

Viernes :
guisantes secos y queso

Sábado :
dos libras de carne salada de vaca

Domingo :
Una libra de carne de cerdo salada y algún otro manjar como un pastel de higos.

Todo esto acompañado a diario con una libra de galletas y una libra de grog (ron algo diluido en agua)


Casualmente, esto es parecido a lo que podía encontrarse el 'La isla del tesoro' : el cerdo en todas sus variedades, galleta de barco - con la que hacer un curioso pudín, al mezclarla con manteca,ron,grosellas...- y para evitar el escorbuto algo de fruta (mejor cítricos) aunque nunca está de más un buen barril de manzanas ;)

Así que ya saben la tentación que nos podría asaltar al escuchar las ocho campanadas llamando a rancho :

¡saltar de cubierta al mar! ;)

4 comentarios:

Joselu dijo...

Sólo leer este menú me ha llevado a las novelas del mar que tanto he amado. Sin duda La isla del tesoro es el trasfondo de este post, pero puede ampliarse a las novelas de Patrick O'brien y a tantas que trascurren en el mar. Brindo contigo con un buen vaso de grog y mis admiradas novelas del mar.

wraitlito dijo...

¡Bienvenido sea ese buen vaso de grog! y que los aires de los mares del sur curtan nuestras manos, listas siempre para atar cabos y ajustar drizas.
Mientras tanto, sigamos navegando en estos mares procelosos de la red.
Saludos.

Ane dijo...

Panta, ¡que nos vemos el lunes!.

wraitlito dijo...

Venga, dos besazos guapa!